facebook twitter google linkedin Share

Tres de cada diez ecuatorianos poseen un smartphone o teléfono inteligente. Así consta en el Libro Blanco de la Sociedad de la Información y del Conocimiento del Ministerio de Telecomunicaciones, que contiene los avances y desafíos del sector. Un 90,8% tiene acceso a la tecnología 3G y 4G. Un smartphone permite el uso de internet móvil que se presta a través de ambas tecnologías.

“Estos datos reflejan que existía una brecha de acceso del 57,1% entre la cobertura del servicio de internet móvil y la penetración de teléfonos inteligentes; de ahí la importancia de promover la adopción de dispositivos que fomenten la demanda de servicios de banda ancha móvil y el despliegue de infraestructura en zonas desatendidas”, indica esta cartera con cifras a junio del 2017.

Según el Ministerio, cuando los gastos destinados a servicios de telecomunicaciones representan más del 7% de los ingresos mensuales del hogar, se considera un “limitante” para la adquisición del servicio. Pero si el prepago o pospago fuera el único servicio que las personas contrataran, toda la población estaría en la capacidad de adquirirlo: “Las barreras de asequibilidad para la compra de un equipo, entre otros factores, inciden en que solo el 59,56% de personas a nivel nacional cuenten con un celular”.

La misma situación se da con el acceso a computadoras, lo que incide también en el acceso al servicio de internet. Al 2017, el 14% de hogares con menores ingresos tenía computador, y el 11% disponía de acceso a internet; mientras que en los hogares con mayores ingresos, el 65% contaba con computador y el 62% disponía de internet.

“Una de las causas de la baja penetración de dispositivos terminales, se debe a la aplicación de aranceles, que en Ecuador alcanza el 15% para teléfonos móviles y 10% para computadoras o tablet; es imprescindible la articulación de políticas con otras instituciones gubernamentales que favorezcan una disminución de cargas arancelarias”, recomendó el ministerio, que aspira al 2021 que la cobertura poblacional en la tecnología LTE o superior llegue al 80% (el año pasado fue de 52,79%) y la penetración de smartphones pase del 33,70% del 2017 al 66% en el 2021.

Alfredo Velazco, director de la organización Usuarios Digitales, dice que las trabas se han centrado además en cupos (vigente entre 2012 y 2016), aranceles y otros impuestos que encarecen los dispositivos y a que el costo de internet móvil es de los más caros en la región.

A decir de Roberto Aspiazu, experto en telecomunicaciones, el negocio de voz (llamadas) para las operadoras ha caído y hoy es datos (internet) y para que esa tecnología funcione es necesario buena conexión. Para fomentar el acceso a celulares considera que los aranceles deberían ser cero como en otros países. (I)

Fuente: El Universo
 

 
 
 
 
 
 
 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld