facebook twitter google linkedin Share


 

El 9 de noviembre de 1994, se constituyó Mareauto, organización número uno del país en el negocio de alquiler de vehículos gracias a su experiencia y especialización durante más de 20 años. Este know-how de éxito lo tuvo desde sus inicios, ya que la firma nació como una empresa de Manufacturas, Armadurías y Repuestos Ecuatorianos S.A., actualmente Corporación Maresa, una de compañías con mayor proyección y participación en el mercado, que cuenta con 42 años de trayectoria institucional. 
 
Desde su constitución hasta enero de 2008, Mareauto funcionó bajo la franquicia brasilera Localiza Rent a Car, convirtiéndose en el líder de arrendamiento de vehículos para el mercado ecuatoriano. Actualmente, opera bajo la licencia de AVIS Rent a Car para los países de Ecuador, Colombia y Perú.
 
Como explica Mauricio Herrera,  subgerente Regional de Tecnología y Sistemas de Mareauto-AVIS, debido a su giro de negocio y a su presencia en distintas ciudades (diez de Ecuador, seis de Colombia y una de Perú), la empresa decidió apostar por un proceso de transformación digital que permita disponer a los usuarios de la compañía a escala regional servicios innovadores apalancados en soluciones tecnológicas de punta. 
 
“Hace aproximadamente dos años emprendimos este reto con la finalidad de innovar los servicios de movilidad ofrecidos a nuestros clientes. El objetivo es mejorar los tiempos de respuesta hacia sus requerimientos, bajar costos e incrementar la satisfacción general mediante una experiencia integral”, amplía Herrera. 

 
Para la consecución de estos objetivos se han cumplido algunos pasos de este plan que dan soporte a la transformación digital de la compañía. Se realizó un proceso de evaluación y licitación en el que analizaron las ventajas y desventajas de renovar el equipamiento (en gran parte obsoleto), y ante la posibilidad de tener que habilitar un segundo lugar físico, la compañía decidió implementar servicios de computación en la nube para modernizar sus operaciones. 
 
Posteriormente, se elaboró un caso de negocios y una detallada evaluación estratégica, donde se consideraron aspectos técnicos y cuestiones financieras, y las propuestas de muchos oferentes con diferentes soluciones.
 
Así, se migró la infraestructura informática hacia plataformas Cloud Computing. El proyecto tuvo un tiempo de implementación de aproximadamente seis meses y su objetivo principal era de centralizar la operatividad de la empresa en la nube, sin dejar de lado las seguridades necesarias para disponer de los servicios todo el tiempo.

 
De esta manera, Mareauto-AVIS adoptó soluciones software como un servicio (SaaS, por sus siglas en inglés) de Microsoft, y Backend como un servicio (BaaS) e infraestructura como un servicio (IaaS) de PuntoNet.   
 
Como explica Francisco Molina, consultor de Negocios Corporativos - VIP de PuntoNet, el reto más importante en este proceso era la implementación de su ERP bajo la plataforma de SAP con su producto SAP4HANA; para ello PuntoNet realizó un acompañamiento en el dimensionamiento de los recursos de cómputo. “Se presentó un análisis comparativo financiero entre adquirir servidores físico o usar recursos alojados en la nube.  De esta manera, se evidenció que el proyecto tenía mejores indicadores en temas de retorno, flujo e inversión”.
 
Asimismo, existía el reto de encontrar el modelo preciso en términos monetarios, ya que se tenía que romper el paradigma de ir a la nube versus el hecho de tener servidores físicos en la infraestructura de Mareauto-AVIS. “Se corrieron varios escenarios que nos permitieron tener una visión más detallada de la solución, que generó un 23% de ahorro en relación a adquirir equipamiento tradicional”, concluye Molina.

En la misma línea y como se detalló, el proceso de transformación digital de la organización también tuvo una implementación del ERP SAP S4HANA. Mauricio Herrera asegura que este software tiene alcance hacia los procesos de logística, mantenimiento, finanzas y control de gestión a nivel de las operaciones en los tres países donde opera la compañía.
 
Ahora bien, ¿cuáles fueron los beneficios tangibles de estos proyectos? Entre los principales figuran: reducción de costos de operación, alta disponibilidad de los servicios y respaldo de información 24/7, y estandarización de las plataformas de operación del negocio en Colombia, Ecuador y Perú.
 
De esta manera, Mareauto, mediante su nombre comercial AVIS, continúa su proceso de transformación digital para adaptarse a las necesidades de sus clientes y mantener su liderazgo en el mercado. 
 
 

 

 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld