facebook twitter google linkedin Share

 

Si se detiene a pensar sobre un vehículo que reúna prestaciones de calidad, tecnología de punta, confort para el usuario y alta fiabilidad en sus funciones, Toyota es, sin duda, uno de los nombres que estará presente en su mente. Así lo demuestra el estudio Marcas preferidas por Ejecutivos, realizado en 2017 por Revista Ekos. Esta percepción de valor, en gran medida, corresponde a su filosofía Kaizen, la cual fomenta el mejoramiento continuo, la constante investigación y el desarrollo de nueva tecnología con alta innovación para la generación y entrega de productos que satisfagan las necesidades de las personas. 

La compañía nipona en el mundo tiene una historia que engloba 78 años de buenas prácticas empresariales, adaptándose a las más altas expectativas. En el país, a pesar de que se comercializa desde 1959, oficialmente aterrizó en 2007 como Toyota del Ecuador, convirtiéndose en el centro de acopio nacional.
 
Desde entonces, la tecnología se ha convertido en un aliado estratégico en su giro de negocios. Como explica Denny Gallo, jefe de Sistemas de la compañía, en los últimos años Toyota ha iniciado una transformación digital, alineándose al ADN corporativo de la marca, en procura de generar una experiencia que supere las expectativas de sus clientes.

Dentro de este contexto, en 2015 se inició el proceso de adopción de un nuevo ERP JD Edwards, proporcionado por Oracle Colombia. “La finalidad era sentar los cimientos para el manejo, seguridad, integridad y confiabilidad de la información, que brinde la flexibilidad y versatilidad requerida en toda aplicación para el sector automotriz”, amplía.Una vez sentadas estas bases, se cambió la forma de construir los indicadores o KPI, dejando de lado los procesos de extracción, formateo y extrapolación de la data para así construir gráficas e indicadores más eficientes. Así, en 2016 se implementó Qlik Sense, herramienta de Business Intelligence.

Nicanor Palacios, gerente general de Cliksoft, empresa proveedora del sistema, asegura que esta solución proporciona información de la marca y de la red de concesionarios a escala nacional de una forma ágil y sencilla, generando una experiencia de innovación. Además, sus funcionalidades de autoservicio ahorran tiempo en la elaboración de modelos analíticos, con gran beneficio en el área de TI y en usuarios finales.
 
“Para la implementación de Qlik Sense se realizó un análisis de los requerimientos, disponibilidad de información y la estructura de las fuentes de datos. Toyota del Ecuador cuenta con sistemas informáticos muy sólidos por lo que la implementación de la plataforma de BI no presentó inconvenientes”, señala Palacios.
 
La implementación de JD Edwards redujo el tiempo de trabajo de los colaboradores en un 15%, optimizando sus procesos y reduciendo costos adicionales. 
 
La transformación digital implicó cambios sustanciales en varias áreas de la compañía. En el caso del área logística, se optó por automatizar sus procesos: en 2016 se desarrolló una aplicación móvil que realiza el ‘tracking’ de las unidades en cada uno de los puntos de inspección, registrando mediante texto e imágenes cualquier observación que se pudiera presentar en los vehículos desde el desembarco de las unidades de puerto hasta la entrega a los concesionarios con el fin de garantizar la calidad de entrega del vehículo a nuestros clientes. 
 
Otro proyecto de innovación tecnológica que se puede destacar es el sistema denominado TOPS (Toyota Operations Parts System), herramienta ágil, dinámica y escalable para el área de Repuestos.

 
Felipe Cornejo, presidente de DevsuSoftware. Empresa proveedora del desarrollo,  explica que se elaboró un aplicativo web basado en React con Redux que se conecta con una base de datos Oracle a través de un esquema de microservicios soportado por Python. “La autenticación de usuarios se realiza a través de Keycloak, en el caso de los usuarios internos el servicio se integra con Active Directory. Mientras que para usuarios externos se generan políticas totalmente parametrizables propias de la compañía”, amplía Cornejo.
 
  
El desarrollo del primer entregable duró tres meses y tiene la  intención de que el usuario disponga de una herramienta que plasme las necesidades de negocio con parámetros exactos de reposición de inventario y cumplimiento de estándares de calidad en el servicio al cliente. Esta aplicación integra los procedimientos del área de una forma visual y genera un valor agregado en la operación, optimizando considerablemente los días de stock.
 
Así es cómo Toyota del Ecuador trabaja constantemente de la mano de la tecnología, en búsqueda de soluciones disruptivas que aumenten su productividad y rentabilidad en el mercado, posicionándose como una marca líder en su segmento.
 
 

 

 
 
 






 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín

abordo fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld