facebook twitter google linkedin Share

 

Francisco cierra los ojos y por su mente pasan un sinnúmero de sucesos que, dos décadas atrás, fueron revelación; hoy, son obsoletas. Haber evidenciado esta serie de avances tecnológicos lo hacen más que un fiel testigo de la evolución TIC; lo convierten en uno de los expertos más destacados en Telecomunicaciones del país.

 

 

Su historia de vida inicia en Salcedo, en la tierra de los helados tricolores. Sus enormes ganas por estudiar una carrera técnica lo llevaron -a temprana edad- a Quito, para desarrollarse como ingeniero en la Escuela Politécnica Nacional. Cuando se graduó de Electrónica y Telecomunicaciones ingresó, inmediatamente, a trabajar en el IETEL, entidad
que desplegó las redes telefónicas de Ecuador entre 1972 y 1992.

 


Su paso por esta empresa despuntó cuando introdujo -con el apoyo de un equipo- las primeras 41.500 líneas telefónicas digitales conectadas con fibra óptica, lo que permitió que se establezcan conversaciones con centrales japonesas y suecas. Su labor sobresaliente en la entidad lo llevó hasta la gerencia de Ingeniería de Telecomunicaciones, donde su potencial fue puesto a prueba al máximo. Sin embargo, luego de una década en el sector público, decidió que su ciclo había finalizado. Era hora de experimentar algo nuevo.

 

 

¡Para leer el artículo completo, clic aquí!







 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld