facebook twitter google linkedin Share


 

Con seguridad sobre el  futuro,  Eduardo  Izurieta,  CEO  de  Saludsa,  comentó  a  Computerworld  sobre su trayectoria y los planes que no solo lo involucran a él, sino a todo el servicio de salud ecuatoriano. Eduardo nació en Quito, realizó sus estudios en el Colegio  Cardenal  Spellman.  Al terminar la Secundaria, viajó a Estados Unidos, donde permaneció dos años antes de regresar al país. Ya en Ecuador y con 19 años, su objetivo era trabajar y  estudiar. Así, tuvo la oportunidad de ingresar a Seguros Equinoccial como inspector de vehículos y desde ahí empezar su carrera profesional combinando el tiempo de trabajo con los estudios universitarios.
 
En 1993, se vinculó a Saludsa para manejar el área comercial de  la  compañía y, un año más tarde, aceptó el reto de asumir la Gerencia Regional Costa. Era un gran desafío puesto que había que posicionar la compañía en toda la región, donde hasta el momento no se habían logrado los objetivos propuestos e iba muy por detrás que la región Sierra. “Existían muchos problemas por resolver”, asegura.
 
La decisión implicaba vivir en una ciudad distinta, con un mercado desconocido, muchos cambios en lo profesional y personal. 
 
Vivió seis años en  la  Perla  del  Pacífico,  en un  ambiente  de  negocios  y  el  desarrollo  profesional  que  esto  le  proporcionaba.  Apenas llegó y al  no  conocer  a  nadie,  decidió ingresar al IDE Business School para realizar el PADE (programa de alto desarrollo empresarial). Fue una estrategia astuta para crear una red de contactos en una ciudad nueva.
 
“Pude conocer mucha gente muy buena, en lo profesional y personal, y junto a todo el equipo de la empresa, logramos un gran crecimiento y rentabilida. Fue un período maravilloso de la vida, uno de los mejores, sin duda”, resume esta etapa que posicionó a Saludsa como una empresa nacional, con gran participación en el mercado de la costa ecuatoriana. 
 
En 2001 le asignaron la Vicepresidencia Comercial Nacional, cargo que desempeñó durante cuatro años -uno en Guayaquil y tres en Quito-.
 
Gracias a que mantuvo esa  curva  ascendente  que  caracterizó   su   trayectoria,   fue   designado   como  Presidente Ejecutivo de  la  organización  que había visto nacer. Era octubre de 2007  y  Eduardo  estaba  ante  el  mayor reto de su vida: “En esta posición tienes otra visión porque el 100% de la  responsabilidad  y  la  última  decisión,  son  tuyas.  Es  un  peso  distinto,  pero hermoso, me encanta mi trabajo”, expone lo que implica su cargo actual. 
 








Para cumplir con la visión y misión.de Saludsa -enfocadas a la promoción de mejores hábitos de vida-, Eduardo tiene claro el importante papel que cumple  la  tecnología,  convirtiéndose  en  el  medio  ideal para destacar en el mercado. Tiene la convicción de que las organizaciones, a escala mundial, siguen la tendencia de convertirse en empresas de software, de data. 
 
Con esta visión, la compañía que cuenta con 25 años de trayectoria institucional ha desarrollado varias plataformas de servicio para vincular las necesidades de los clientes con las necesidades de los proveedores médicos y entregar un producto diferente e innovador. 
 
Bajo  este  objetivo, también lanzaron  hace  cinco  años  su  portal de ventas online, solución con gran proyección  y  actualmente  los  posiciona  como  pioneros  en  la  región (única firma de medicina prepagada en Latinoamérica con e-commerce).  “Hemos  tenido  muchas  caídas  pero  ahora estamos muy bien. Mi expectativa es que, en los próximos tres años, un 70% de las ventas de la compañía se realice por e-commerce o cuente con apoyo tecnológico”, profundiza.
 
Esta visión se plasma en buenas prácticas: conscientes de la importancia de la tecnología para marcar un diferencial competitivo en el empresariado, la firma de medicina prepagada invertirá un total de USD 1 millón en nuevos proyectos de software en 2018.
 
Así,  Eduardo  lidera  a  Saludsa,  posicionándose  como  una  empresa  innovadora  en  el  mercado  de  la  medicina  prepagada,  mientras  disfruta  de  sus  hobbies  -jugar  golf  , hacer deporte y  la  lectura-.
 







 



Suscríbase a nuestro Boletín
Suscríbase a nuestro Boletín





 fierros mundo constructor 

 

computerworld.com.ec

Copyright © 2018 Computerworld